Saltar al contenido

Primer trimestre para la madre: semanas de la 4 a la 12

Vamos a describir lo que les sucede a las mujeres en el primer trimestre de embarazo, concretamente de las semanas cuatro a la doce, así como los primeros síntomas,  los posibles remedios, asi como todas las recomendaciones, que nos harán pasar estas primeras semanas lo mejor posible .

Semana 4:

La primera falta a finales de la cuarta semana de embarazo.  La ausencia del periodo menstrual, es muchas veces el primer síntoma de embarazo.

Algunas mujeres pueden experimentar un poco de dolor o o sangrado cuando se produce la implantación en la mucosa uterina, pero la mayoría de los cambios que se producen en su cuerpo apenas se notan en estas primeras semanas.

ausencia ciclo menst Primer trimestre para la madre: semanas de la 4 a la 12

La mayoría de las mujeres no comienzan a notar cambios hasta el cuarto o quinto mes, de embarazo.  Desde el principio del embarazo la mujer debe aumentar el número de calorías a su dieta. Recuerda, que tienes que subir de peso, pero asegúrese de que sus calorías cuentan. Ya que hay que comer alimentos saludables y hacer el ejercicio físico adecuado al momento de gestación. También hay que incluir ácido fólico en su dieta diaria.

Semana 5:

Esta semana puede que se sienta  aún más cansada. En cuanto a los otros síntomas, que son muy similares a la semana anterior – dolor en los senos, fatiga, dolores de espalda, ardor de estómago, náuseas y cambios de humor. Puede comenzar a tener dolores de cabeza ya que los niveles hormonales están más altos.

s Primer trimestre para la madre: semanas de la 4 a la 12

También puedes intentar dormir con un sujetador que te ayude con el dolor de los senos. Además, comer comidas en pequeña cantidad y frecuentemente,  a veces puede ayudar tanto con el malestar de la mañana y la acidez estomacal.

Hay algunas mujeres que en sus primeras semanas de embarazo no tiene ningún síntoma anteriormente descrito. Esto es perfectamente normal y no es motivo de preocupación o pánico. Sin embargo, si usted tiene una pérdida repentina de los síntomas del embarazo, consulte a su médico tan pronto como sea posible.

Semana 6:

Lamento decirte esto, pero esta semana al levantarte, puedes tener náuseas, vómitos y dolores de cabeza que empeoran a lo largo de esta semana. Aunque se llama la enfermedad de la mañana, puedes experimentarlos  durante la noche o incluso en la mitad del día.

Habrá muchos cambios en tu cuerpo, pero esta semana los cambios más evidentes son los senos. Ya que puedes tener un  aumento en la sensibilidad del pecho, sensación de hormigueo, un oscurecimiento de la areola y puedes sentirlos más pesados de lo normal.

Las pruebas de embarazo pueden detectar niveles elevados de la hormona casi inmediatamente después de la fecundación. Pero los niveles de la hormona del embarazo, son bastante  altos en la semana 6, por lo que pueden salir positivas las pruebas y confirmar lo que su cuerpo le está diciendo y las sospechas que puedas tener.

Semana 7:

¿Has tenido erupciones faciales o el acné?, siento decir, que puedes llegar a experimentarlas de nuevo. Esto es debido a los cambios hormonales que sufre tu cuerpo. El uso de un buen limpiador facial suave e hipoalergénico ayudaras a evitarlo en la medida de lo posible, pero estas erupciones desaparecerán ya sea al entrar en su segundo trimestre o cuando dé a luz.

La buena noticia de esta semana, es que los síntomas del embarazo pueden comenzar a disminuir. Mientras que el ardor de estómago, náuseas matutinas y sensibilidad en los senos puede continuar, los dolores de espalda y dolores de cabeza suelen ir desapareciendo.

Semana 8:

Has tenido la segunda falta en el periodo menstrual y es probable que hayas ido al médico para confirmar lo que ya sabes.En su primera visita  el  médico le hará varias pruebas para asegurar su salud y la de su bebé. Esta  primera visita es mas larga que el resto de visitas.

Estas incluyen una historia familiar y embarazo, examen de orina (para la hormona del embarazo, la proteína, la sangre y la infección), un análisis de sangre (para los niveles de hierro, factor Rh, e inmunidades), un peso de referencia y la presión arterial, y un examen pélvico (para determinar el tamaño del útero).

dsbygoogle.js">

Si queda confirmado el embarazo, en este  segundo mes puedes encontrar un pequeño redondez en tu vientre. Esto se debe a que se han aflojado los músculos, lo que permite que el útero sobresalga más rápido que antes.

Una vez que se confirma el embarazo, hay algunas cosas que usted querrá tener en cuenta. No debe cambiar la arena higiénica para gatos (debido al riesgo de toxoplasmosis, que puede causar defectos genéticos en el bebé), y  debes disminuir tu consumo de cafeína, aumentar el consumo de calcio, entre otras cosas.

Semana 9:

En esta semana puedes sentirte más cansada que semanas anteriores. Los senos puedes notarlos más llenos o más pesados incluso un poco mas sensibles. Mientras que los dolores de cabeza pueden disminuir, pueden aparecer mareos, Si suceden, asegúrate de caminar cerca de una barandilla, sentarse lentamente, y no pasar de una posición a otra rápidamente (por ejemplo, sentado a de pie, acostado a sentado, etc) para reducir el riesgo de mareos.

Además, es posible que aparezcan hemorragias nasales espontáneas, pero no hay que alarmarse, ya que  la congestión nasal y hemorragias nasales son comunes durante el embarazo. Una cosa que puedes intentar es utilizar un vaporizador o humidificador para reducir estos síntomas.

En este punto puedes considerar ir a clases de parto. Estas están disponibles para la mujer y su pareja y pueden ayudar con cualquier pregunta, duda o preocupación que tengáis.  Incluso hay clases para los hermanos mayores para ayudarles a adaptarse al nuevo bebé. Póngase en contacto con su hospital local, centros de parto, las matronas, educadores de parto, para obtener una lista de las clases que se están dando en ese momento, en la zona que le corresponde.

Semana 10:

Hay algunas buenas noticias para esta semana – la enfermedad de la mañana puede comenzar a ceder y darle un poco de alivio. Aunque  todavía te encuentras cansada, de mal humor y con náuseas y, para su disgusto, puede empezar aparecer manchas en la cara. Problemas de la piel se pueden atribuir a los cambios hormonales de su cuerpo.

Esta semana su abdomen puede comenzar a sobresalir, su cintura está desapareciendo lentamente. A medida que el volumen de sangre aumenta en un 40-50 por ciento, comenzarás a notar las venas de tus senos, piernas y abdomen con más facilidad. Pero no te preocupes,  desaparecen poco después del parto.

Semana 11:

¿Sabes una cosa? tu útero es del tamaño de un pomelo. Si bien es probable que no hayas  ganado mucho peso hasta ahora, a partir de ahora empezaras a ganar peso en el primer trimestre alrededor de 1 y 2,5 kilos, 6,5 kilos durante el segundo y 5,5 kilos durante el último trimestre.

Sin embargo, todas somos diferentes y también se  puede perder peso. Ya que dependerá dela cantidad  de náuseas, o ardor de estómago.

Es importante recordar que hay que llevar una buena nutrición, ya que es importante para la madre y su bebé. Por lo que se debe,  comer muchas frutas y verduras, y obtener suficientes proteínas. Ah, y no te olvides de descanso. Y por supuesto es muy  recomendable hacer ejercicio físico moderado.

Semana 12:

Mientras que la enfermedad de la mañana y el cansancio puede ser menos frecuente, se puede estar aturdido o tener de nuevo  dolores de cabeza. Esto se debe al aumento del volumen de sangre.

El aumento del flujo sanguíneo hace llegar más sangre a los vasos sanguíneos, y el aumento de  las hormonas provocan la secreción de las glándulas sebáceas, dándole un aspecto bonito  y sano a la piel. Pero no te olvides de evitar la exposición al sol, ya que podría causarte la aparición de manchas en la piel de forma permanente.

Por otro lado ante cualquier síntoma o enfermedad que puedas experimentar es necesario acudir a la atención médica, para resolver cualquier  preocupación, o preguntas que pueda tener.

Su útero a medida que crece comenzará a desplazarse hacia arriba y hacia adelante, quitando la presión de la vejiga y tendrás mas visitas al baño.  Pero no pasará mucho tiempo – en el tercer trimestre – donde el bebé y el útero será lo suficientemente grande para empezar a presionar sobre la vejiga de nuevo.

fuentes_fotos [1][2][3]