Saltar al contenido

Métodos anticonceptivos después del parto si no damos el pecho a nuestro bebe

Existen numerosos métodos anticonceptivos que la mujer puede usar después de un parto si no da el pecho a  su bebé, ya que sí la mujer que acaba de tener un bebé, le da el pecho al bebé, existe otra serie de métodos anticonceptivos que pueden usarse mientras se amamanta al bebé para no perjudicarle. 

Entre los métodos anticonceptivos que se pueden usar después de un parto si no se da el pecho al bebé, se encuentran la píldora estrógeno- progestínica, el parche transdérmico y el anillo vaginal, entre otros.

Metodos anticonceptivos1 Métodos anticonceptivos después del parto si no damos el pecho a nuestro bebe

Píldora estrógeno – progestínica.

La píldora estrógeno – progestínica: es un método anticonceptivo que se puede usar después de un parto sino se da el pecho al bebé. Es un anticonceptivo oral que se utiliza muy a menudo y tiene una alta eficacia contraceptiva, alrededor del 99%, sí se toma regularmente.

Entre las ventajas que tiene este método anticonceptivo es regular los ciclos que sean irregulares o los que sean demasiado dolorosos, además de prevenir quistes en los ovarios y mamarios.

Las desventajas que suelen tener es que las mujeres que dan el pecho a su bebé no pueden tomarlas, ya que los estrógenos que contiene la píldora, llegan al bebé a través de la leche materna y pueden ser perjudiciales para el bebé.

Parche transdérmico.

El parche transdérmico: es un método anticonceptivo que se puede usar después de un parto sino se da el pecho al bebé, se trata de un pequeño parche en forma cuadrada que se aplica sobre la piel y segrega hormonas de estrógenos – progestínicas directamente a la sangre de la mujer.

Entre las ventajas que tiene este método anticonceptivo si no se da pecho al bebé es del 99% de eficacia contraceptiva y tienen los mismos efectos protectores que la píldora de estrógeno–progestínica, además de la ventaja que implica la asimilación de hormonas al torrente sanguíneo,sin que pasen como la píldora estrógeno progestínica al estómago, lo que evita posibles enfermedades intestinales.

Desventaja que presenta es el pudor que puede sentir la mujer al enseñar el parche y la molestia de llevarlo sobre la piel.

Anillo vaginal.

El anillo vaginal: es un método anticonceptivo que se puede usar después de un parto si no se da el pecho al bebé y consiste en un anillo elástico que contiene estrógeno -progestínico que se introduce en la vagina y se deja puesto durante tres semanas. Este nuevo método anticonceptivo tiene una alta eficacia contraceptiva al igual que los dos métodos anticonceptivos anteriores.

Las ventajas que presenta este método anticonceptivo es que no hay que utilizar un método anticonceptivo y su inserción es menos molesta que el DIU y el progestínico subcutáneo.

Entre las desventajas que este método anticonceptivo tiene es que pueden resultar molesto a la mujer si sufre sequedad  vaginal o incluso puede ser doloroso debido a las consecuencias de un parto complicado.