Saltar al contenido

Métodos anticonceptivos después del parto si damos el pecho al bebé

Existen numerosos métodos anticonceptivos que se usan después de un parto si damos el pecho a nuestro bebe, ya que la leche materna de la madre está compuesta por los diversos compuestos y sustancias alimenticias que la madre ingiere. 

Entre los métodos anticonceptivos que se suelen usar después del parto, sobre todo si la madre da el pecho a su bebé, se encuentran diversos métodos anticonceptivos que varían en precio pero no en eficacia. Los diferentes métodos anticonceptivos que las mujeres pueden usar después de un parto, si dan el pecho a su bebé, se caracterizan por no intervenir en la producción y calidad de la leche materna, por lo que son perfectamente idóneos para usar después de un parto y si se da leche materna al bebé.

efecto antidepresivo del semen  Métodos anticonceptivos después del parto si damos el pecho al bebé

Por tanto, entre los métodos anticonceptivos que se pueden usar después de un parto sí se da el caso que la madre quiera dar el pecho a su bebé, se encuentran los siguientes métodos anticonceptivos:

  • Preservativo: es un método anticonceptivo que se puede usar después de un parto, si se da leche materna al bebé. Es uno de los métodos anticonceptivos más usados y más baratos del mercado. Se debe de usar antes de iniciar la relación sexual y debe estar bien colocado para que su eficacia sea del 97%.

Por otro lado, el preservativo puede usarse después de pasar los 40 días después de un parto, previene infecciones de transmisión sexual, la única desventaja es el aumento del roce sobre la mucosa vaginal, que puede provocar molestias o alergias en determinadas mujeres a ese tipo de material.

  • Diafragma: es un método anticonceptivo que se puede usar después de un parto si se da leche materna al bebé. Se trata de evitar que los espermatozoides lleguen al útero, para ello se coloca una barrera que requiere una exploración ginecológica previa. Su eficacia es del 79% o del 90% si se combina con cremas espermicidas. Su precio es más elevado que el preservativo.
  • DIU: es un método anticonceptivo que se puede usar después de un parto si se da leche materna al bebé, es un dispositivo con forma de T que tienen que ser introducido por un médico, e impide que los espermatozoides puedan llegar al óvulo y que los posibles óvulos fecundados puedan situarse en el útero. Tiene una eficacia del 98% y una duración de unos cinco años, la desventaja que tiene, es que provoca molestias cuando se coloca y pueden aumentar las infecciones vaginales las partes altas. Tiene un precio más alto que los anteriores, pero al durar cinco años es amortizable.
  • Píldora anticonceptiva progestínica: es un método anticonceptivo que se puede usar una vez pasada la cuarentena después de tener a un bebé y que se le proporcione la leche materna al bebé, se basa en crear un ambiente en el útero de la madre que no sea adecuado para que viva un óvulo fecundado. Su eficacia es del 99% siempre y cuando se tome cada día y a la misma hora, esta característica es la desventaja que supone usar este método anticonceptivo, ya que hay que tener un gran control sobre la toma de estas píldoras, por otro lado, su precio no es excesivo.
  • El progestínico  subcutáneo: es un método anticonceptivo que se puede usar después de tener un bebé y que se le dé leche materna. Este método anticonceptivo lo tiene que poner un ginecólogo, con ayuda de un poco de anestesia local, se trata de un cilindro que es flexible y se introduce bajo la piel del brazo de la mujer y emite progestínico que evita un posible embarazo.

No tiene un precio elevado y puede usarse a lo largo de tres años, la única desventaja que tiene es, que hay que introducirlo y eliminarlo de la piel de la mujer, ya que provoca molestias y requiere anestesia. Tiene una eficacia para no quedarse embarazadas del 99%.

fuente_foto