Saltar al contenido

Los beneficios de los microbios o bacterias en nuestro cuerpo

Existen diversos estudios que muestran los beneficios que tienen los microbios en el cuerpo humano, para evitar enfermedades crónicas, alergias, asma, diabetes o dolencias cardiovasculares.

Los fetos cuando están en el útero materno aún no han adquirido los microbios o bacterias que son beneficiosas para el cuerpo y pueden prevenir diversas enfermedades crónicas. Los bebés adquieren los microbios que son beneficiosos para el cuerpo durante el parto de la madre, aunque los bebés que nacen a través de una cesárea tienen más problemas de enfermedades crónicas como alergias y asmas.

ge769rmenes 3 300x395x80 Los beneficios de los microbios o bacterias en nuestro cuerpo

Por otro lado, existen investigaciones que muestran que la leche materna no solamente una fuente de alimento y estimulación para los bebés, sino que es un alimento prebiótico, es decir introduce microbios que son beneficiosos para el cuerpo humano.

Por ello los bebés que sólo se alimentan de leche artificial, no tienen todos los microbios o bacterias que deberían de tener para prevenir enfermedades.

Se podría decir que los niños tienen completada su flora intestinal sobre los tres años de edad, aunque está podría desestabilizarse a través de un cambio en la dieta diaria de los niños o a través de un exceso de consumo de antibióticos, que puede incluso eliminar toda la flora intestinal creada hasta el momento.

bacterias Los beneficios de los microbios o bacterias en nuestro cuerpo

Los microbios o bacterias que adquirimos en el cuerpo, los adquirimos primero a través de nuestra madre, primero través del parto y después a través de la leche materna que proporciona a su bebé, pero a través del tiempo los microbios o bacterias son adquiridas a través del entorno o medio en el que nos rodea.

Existe un estudio de un microbiólogo de la Universidad Stanford que nos dice que “el mundo está recubierto por una fina pátina de heces”. En su estudio nos dice, que la exposición desde que los niños son pequeños a cierta cantidad de suciedad, más que en entornos totalmente higiénicos, pueden fortalecer la flora intestinal y hacerlos más inmunes a ciertas enfermedades crónicas, que son muy comunes en el mundo occidental, con respecto a países menos desarrollados como África y Sudamérica.

Fuente_Fotos [1]