Saltar al contenido

La importancia del apoyo social a lo largo del embarazo

Uno de los factores de protección importantes a lo largo del embarazo, es el apoyo social que tienen las mujeres que están embarazadas, ya que el embarazo es una época de grandes cambios emocionales en la mujer. 

El apoyo social se refiere a la asistencia emocional y material que proporcionan los miembros de las redes sociales a las que tiene acceso una persona. Por tanto, a quien que cuente con un apoyo social amplio tiene diferentes personas de las que depender para que le animen, le aconsejen y le ayuden en la práctica.

apoyo La importancia del apoyo social a lo largo del embarazo

Sin embargo, el factor clave para que la red social garantice que el nacimiento se produzca en las mejores circunstancias, no es tanto la dimensión y la densidad de esta red, es decir, no se trata de cuantos parientes viven cerca, si la mujer está casada o no etcétera … Sino más bien el sentimiento que tiene la mujer de la ayuda que suponen para ello sus parientes y amigos, y la frecuencia con la que ya ha experimentado su apoyo anteriormente.

Existen muchas formas de reducir las complicaciones prenatales gracias a las redes sociales de apoyo, como ayudar directamente a aliviar las dificultades financieras y materiales de la vida durante el embarazo, por respaldar los propios esfuerzos de la madre embarazada para mantener buenos hábitos de salud y una atención prenatal regular.

En algunas sociedades tradicionales, la red de apoyo para las mujeres embarazadas, y para las madres que lo han sido recientemente, abarca a todas sus parientes femeninas, especialmente las madres y las tías, así como a las mujeres del grupo.

Embarazo familia La importancia del apoyo social a lo largo del embarazo

Pero en los países industrializados, es tan amplia red de parientes que a menudo no existe, por la movilidad residencial que favorecen los traslados lejos del domicilio de los parientes cercanos y convierte al compañero de la mujer en una fuente esencial de apoyo social, junto con los amigos más íntimos.

Si una mujer siente que su compañero tiene una actitud positiva sobre el embarazo, y la apoya de forma activa, asistiendo a las clases prenatales con ella, animándola a comer bien, y ayudándola a practicar actividades sin riesgo para la salud, tienen más probabilidades de tener un bebé sano.

Si por el contrario, él responde negativamente al embarazo, es desconsiderado, ella tendrá un riesgo mayor de complicaciones.

Al considerar la forma como los factores protectores pueden proteger al desarrollo del feto contra alguno de los riesgos que pueden ocurrir inevitablemente, también es útil recordar que sus efectos, como los factores teratogénicos, son complejos.

En otras palabras, los efectos combinados de una buena nutrición, del apoyo social y de la atención prenatal en la vida de una mujer embarazada y en la de su feto, son mayores que la influencia positiva de cada uno de estos factores por separado.

Una de las razones por la que esto sea cierto, es que cada uno de estos factores protectores refuerzan mutuamente a los demás, por tanto, las visitas médicas prenatales muchas veces representan un buen contexto para que las madres embarazadas pueden informarse sobre los requisitos de su dieta, y el apoyo social ayuda a la madre a mantener costumbres que le permiten disfrutar de una buena salud.

fuentes [1][2]