Saltar al contenido

Incontinencia urinaria: un problema que crece

La incontinencia urinaria consiste en la pérdida involuntaria de orina debido a un fallo en el control vesical. La persona afectada tiene una necesidad imperiosa y repentina de orinar, pero es incapaz de retener la orina. Los escapes pueden producirse al estornudar, reír, realizar algún esfuerzo o ejercicio físico. Este trastorno implica un importante impacto psicológico y social en quien lo padece: vergüenza, pérdida de autoestima, depresión de aislamiento.

En la mayoría de los casos la persona no le da importancia a la incontinencia urinaria y se resiste a acudir al especialista, normalmente por pudor. Pero esto es un grave error, porque este problema, que puede ser de varios tipos, tiene solución.

incontinencia urinaria1 Incontinencia urinaria: un problema que crece

dsbygoogle.js">

El 30% de las mujeres sufre incontinencia urinaria después de dar a luz. Las razones se deben a las dificultades en el trabajo de parto, debido a que nacen  muy grandes los bebes, y al uso de fórceps sacar al bebé. El embarazo también es un factor proclive al desarrollo de este problema, por la distensión del útero. Esto se puede solucionar,con sencillos ejercicios.

Entre los tratamientos que se pueden tomar para prevenir la incontinencia urinaria, destacan, las medidas higiénico-dietéticas, para controlar los líquidos que Tomás y así evitar la formación excesiva de orina y evitar la ingesta de alimentos diuréticos. Otro tratamiento es el farmacológico, entre los fármacos más utilizados destacan los anticolinérgicos, que aumentan la tolerancia del llenado vesical y la continencia. Por otro lado, dependiendo del tipo de incontinencia urinaria y de las características de la mexicana y de la uretra se podría utilizar la cirugía. En términos generales bastaría con realizar ejercicios para fortalecer el suelo pélvico, ya que en más de un 70% de los casos se trata de una afección leve que puede superarse con ejercicios de fisioterapia, que consisten en fortalecer el suelo pélvico de la mujer.

Fuente imagen | wwwasusalud