Saltar al contenido

El herpes simple durante el embarazo

El herpes simple es una enfermedad de transmisión sexual que se puede contraer durante el alumbramiento, porque el canal contiene lesiones con herpes activo. Las mujeres embarazadas que transmiten el herpes simple a su futuro bebe, aunque sean tratados, la mayoría de niños morirán o sufrirían daños en el sistema nervioso central.

Si se sabe que una mujer tiene el virus, puede ser necesario hacerle pruebas frecuentes durante el embarazo, para determinar si la enfermedad se encuentra en fase activa y contagiosa, porque los síntomas no suelen presentarse aunque estén activos, es decir, son latentes. En este caso, hay que recurrir a la cesárea para evitar la infección del bebé.

herpes copia El herpes simple durante el embarazo

El herpes simple lo sufren casi 45 millones de estadounidenses, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Y 800.000 mujeres embarazadas batalla con esta infección cada año (de los aproximadamente 500.000 nuevos casos de herpes genital por año sólo en los EE.UU., alrededor de 1.000 casos es en los recién nacidos).

La International Herpes Alliance (IHA), añade que el herpes neonatal puede causar  en la piel, los ojos o boca infecciones, daños en el sistema nervioso central y otros órganos internos, así como el retraso mental o la muerte del bebé. Por otro lado, la medicación si se administra con rapidez al bebé, puede ayudar a prevenir o reducir el daño.

Existen tres formas de que el herpes simple pueda contagiar al bebé:

  • Durante el parto, si el virus está presente en el canal durante el parto.
  • Si el bebé es besado por alguien que sufre el herpes labial.
  • En raros casos, el virus puede ser transmitido por contacto (si alguien toca un herpes labial activo e inmediatamente toca al bebé)

A pesar de ser tan común el herpes simple, el riesgo de que su bebé se vea afectado por el herpes neonatal es bajo, si se ha contraído la enfermedad venérea antes del tercer trimestre de embarazo. Las estadísticas muestran, que la mayoría de las mujeres que sufren de herpes genital, dan a luz a bebés sanos.

Por otro lado, si la mujer que está embarazada, sabe que tiene el herpes simple, se recomienda que en las visitas al médico que la atienda determine el tipo de medicación que sea más adecuada para la mujer embarazada y él bebe que espera. Ya que, varían los medicamentos desde antivirales como una píldora o por vía intravenosa durante el embarazo.

fuente