Saltar al contenido

Las complicaciones más comunes en el momento del parto

Una de las complicaciones más comunes en el momento del parto es que no vaya tan rápido como debería de ir. Ya que a veces, las contracciones parecen debilitarse, o incluso desaparecer. 

Existen muchas razones que explican por qué se alarga un parto, ya que aparecen complicaciones comunes, que a pesar de las fuertes contracciones, el útero se dilata menos de 1 cm por hora, o incluso a veces el feto, no avanza a través del canal del parto.

Tipos de parto clasificación achicar Las complicaciones más comunes en el momento del parto

Por otro lado, la cabeza del feto puede ser muy ancha respecto a la pelvis de la mujer, o la mujer puede sufrir de un exceso de cansancio, ansiedad o de medicación.

Otra de las complicaciones más comunes en el momento del parto puede ser también la posición del feto. Por ejemplo, aproximadamente un parto de cada cuatro empieza a partir de una postura en la que el feto tiene su espalda contra la espalda de la madre, permitiendo menos flexibilidad que en el caso más habitual de una postura que esta  frente a frente. En este caso, que recibe la denominación a propiedad de “parto de espalda”, normalmente el feto se hace una rotación espontánea justo en el momento de la transición. Sin embargo, si el feto sigue en la dirección opuesta, la segunda fase el parto se hace más larga y más difícil.

dsbygoogle.js">

Otra de las complicaciones que surgen, es cuando el feto se presenta en posición de nalgas, es decir, que en lugar de salir primero la cabeza, salen primero las nalgas, dificultando que la cabeza salga con suficiente rapidez. Hay que decir que los nacimientos de nalgas constituyen 3% de todos los partos.

Cabe mencionar que ninguna de estas dificultades mencionadas anteriormente, causan necesariamente problemas al feto, sin embargo, especialmente en un parto largo y difícil, existe la posibilidad de que el feto sufra una anoxia o falta de oxígeno.

Hay que decir que incluso en un parto normal, en el que no haya complicaciones, puede haber momentos que lo sean, cuando las contracciones más fuertes comprimen temporalmente el cordón umbilical. Esto no daña al feto o más de lo que puede dañarnos contener la respiración momentáneamente.

Pero, una anoxia repetida y prolongada que puede ser una de las complicaciones que surjan en el parto, y pueden provocar daños en el cerebro e incluso la muerte, especialmente si el feto está malnutrido o es pretérmino. En este sentido, los partos de nalgas plantean un riesgo particular, ya que el hecho de que la cabeza sea la última parte que salga, significa tener más  probabilidades de tener problemas con la respiración.

Fuente_Imagen [1]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *