Saltar al contenido

Causas del bajo peso en el nacimiento de los bebés

Existen diversas causas por las que un bebé tiene un bajo peso en el momento del nacimiento, entre ellas destacan la malnutrición materna, el consumo de drogas, edad de la madre, el intervalo entre embarazos y un embarazo múltiple.

La causa más común y directa del bajo peso al nacer es la malnutrición materna, especialmente durante el último trimestre del embarazo. Otra causa importante es la poca salud general de la madre, con costumbres poco sanas, como fumar, beber y abusar de las drogas.

perdida peso 500x333 Causas del bajo peso en el nacimiento de los bebés

En efecto, prácticamente todas las drogas sociales dificultan la alimentación fetal y pueden precipitar un parto antes de tiempo, causando tanto nacimientos pretérmino como bebés pequeños para la edad gestacional.

Además, la nutrición fetal puede verse afectada por problemas genéticos, infecciones prenatales y mal funcionamiento de la placenta o del cordón umbilical. Y, como siempre, la calidad de la atención médica prenatal es un factor primordial.

La edad de la madre también es un factor a considerar en el peso al nacer. La incidencia de bajo peso al nacer es más alta entre las madres de menos de 18 años y más de 35 años de edad. Pero la razón más directa la constituyen el grupo de mujeres que van a ser madres con menos de 14 años o más de 40 años, donde el útero no lleva el embarazo tan bien como durante la edad ideal para tener hijos.

dsbygoogle.js">

4536623895 3d7578fd23 z Causas del bajo peso en el nacimiento de los bebés

El intervalo entre embarazos también desempeña un papel en el peso al nacer, cuanto menos tiempo transcurre entre embarazos, menos acostumbra a pesar el nacido en último lugar. Esta es una razón primordial por la que un niño que nazcan  menos de dieciocho meses después de un alumbramiento anterior tiene tres veces más probabilidades de morir antes de la edad de cinco años que un bebé nacido por lo menos 4 años después del parto precedente.

Otra causa común de bajo peso al nacer, incluso aunque la madre y el feto o ambos estén sanos, es la de los embarazos múltiples. Los gemelos adquieren peso con normalidad hasta las ocho semanas antes de salir de cuentas, y aumentan de peso con más lentitud que un feto único, en parte por las dificultades nutritivas y placentarias que supone el compartir el mismo entorno intrauterino.

También suelen nacer pretérmino, unas dos semanas de promedio. Como resultado, el gemelo típico recién nacido pesa unos dos kilos y medio, los trillizos acostumbran a nacer incluso antes, y a pesar incluso menos.

fuente_fotos [1][2]